El mejor fabricante de esta generación de consolas

xboxoneblog


Con la séptima generación de consolas al pie de su fin, es hora de repasar todas las experiencias que vivimos en los últimos ocho o nueve años, desde que se pusieron en marcha las plataformas actuales. Básicamente tenemos tres grandes nombres obvios en esta disputa, que son Nintendo, Sony y Microsoft.

El primero es responsable del megassucesso llamado Wii, que inauguró la tecnología de captura de movimiento, realizado por la Wiimote. Además, la compañía también estableció un nuevo concepto de juego que puso a los jugadores lado a lado, la introducción de juegos mentales mas personales más casuales. Aparte de eso, tenemos los poderosos portátiles DS y 3DS, que también movieron una gran parte del mercado durante el año.

Microsoft, por su parte, tomó la iniciativa en el tema del hardware con el lanzamiento de Xbox 360 entre 2005 y 2006. La plataforma dio numerosas demostraciones de poder de procesamiento de gráficos, recibiendo una avalancha de títulos de calidad desde sus primeros años de vida. Todo esto tuvo un resultado glorioso con el lanzamiento de Kinect, que aumentó a un nivel de abstracción más alto del movimiento inaugurado por Big N.

Sony, por su parte, más adelante lanzó la PlayStation 3, lo que contribuyó de manera significativa a calentar la industria de los juegos de consola. Tiempo después, la plataforma destacó por la calidad de sus producciones exclusivas que lo colocó en igualdad de condiciones con sus rivales. En un momento dado, la PS3 recibió los accesorios de la PS Move, que también posibilito la captura de movimiento en la consola.

Finalmente, después de casi una década de experimentos, ensayos, errores y muchos, muchos éxitos, ¿cuál fue el mejor fabricante de la séptima generación de consolas?

Omar Zaa
Editor en Byte53, Soy como algunos me llaman geek, freak. Amante empedernido del buen café, la tecnologia y los videjuegos - Experto en seguridad informática, artista frustrado, pero por sobre todas las cosas orgullosamente Peruano de corazon.